El cliente en casa
avatar

Oímos “el cliente en casa” y se nos ponen los pelos de punta, un escalofrío recorre nuestra espalda y nos vienen a la mente esas empresas que tienen todo el día al cliente dentro, haciendo auditorias, revisando detalles o simplemente de visita. Generalmente es algo muy extendido en determinados subsectores de la industria y no suele ser algo voluntario. Pero… y si en vez de rechazar la idea, pensásemos… ¡qué bien! ¡los clientes van a venir a ver qué bien lo hacemos!

Que el cliente venga a nuestra organización puede ser una buenísima oportunidad para hacer que confíen en nosotros y establecer una relación más estrecha, en la que el intercambio de información puede beneficiarnos para tener claro qué espera de nosotros y qué necesita.

Pues esto mismo debieron pensar en Begoñazpi Ikastola cuando pusieron en marcha las puertas abiertas para padres y madresEl pasado 12 de marzo, tuvimos la ocasión de escuchar esta buena práctica en el Encuentro anual del Club 400, además fue una de las dos elegidas para representarnos en el Premio CEX a nivel nacional.

Esta buena práctica se concreta en:

  • Visitas en las aulas de infantil y primaria: “una mañana con mi hij@”
  • Jornadas de puertas abiertas para familias en el comedor
  • Retos públicos y participativos

Y ha permitido a Begoñazpi mejorar la satisfacción de las familias, aumentar su participación y mejorar el “boca a boca”, tan importante para la captación de nuevo alumnado en este sector.

Desde Begoñazpi nos contaron que ha sido un reto para ellos porque supone salir de la zona de confort, pero a la vez han aprendido:

  • que detrás de sus miedos hay oportunidades para seguir aprendiendo y mejorando.
  • que cuando explicas y muestras lo que haces se crea una mayor empatía entre cliente/organización, se valora más el trabajo y por lo tanto se da un mayor sentido al trabajo de las personas de la organización.
  • que estas experiencias compartidas son nuevas oportunidades para escuchar a los clientes, y consecuentemente, desarrollan mejoras en los productos/servicios.
  • que la orientación al cliente redunda en la satisfacción de los clientes y en la disminución del nº de quejas.

Para conocer mejor la buena práctica de Begoñazpi, os recomiendo que veáis el vídeo de su intervención en el Encuentro del Club 400:


Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

HTML tags and attributes are not allowed.